jueves, 15 de febrero de 2007

Liberate Sexualmente


La sexualidad no consiste en una serie de técnicas, posturas o modelos destinados a conseguir el orgasmo, sino en descubrir y desplegar toda la sensualidad del cuerpo femenino. Para lograrlo hay que evitar una serie de actitudes, que son muy habituales pero también contraproducentes.

1. Evita etiquetarte y haz lo que sientas. Es el momento de individualizarte emocionalmente, de elegir lo que quieras en la cama. Habrá momentos para tener sólo sexo y otros sólo para el amor, o para amor y sexo, sin que por ello se te etiquete como "liberada" u "obsoleta".

2. Olvida tu miedo a la imagen. Cuidado con asimilar erotismo a cuerpo, a ropas, a formas exuberantes. El erotismo trasciende el cuerpo y va más allá, encaja en lo sensual y aborda más de un sentido aparte de la vista. No necesitas grandes pechos, sino sentirte erótica con lo que tienes.

3. No intentes "ser otra" en la cama. Reflexiona acerca de lo que quieres y lo que no quieres, de lo que te excita y lo que no te excita, y basándote en ese conocimiento actúa. Somos distintos sexualmente, y lo que funciona para una no siempre le resulta a otra.

4. Deja de lado todo tipo de imposición. Recuerda que el amor requiere libertad y compenetración. Hay que ser libre para amar y dejar que el otro lo sea. No se puede imponer el amor, no funciona atar a la pareja a nuestro lado chantajeándola o arrebatarle el derecho a ser como le gusta ser.

5. Abandona la rigidez en tu asiduidad sexual. La frecuencia es un asunto que deben pactar las parejas, sin que tengan que ajustarse a las estadísticas, mas bien a las necesidades de ambos. En las prácticas sexuales, lo que para unos es vicio, para otros es lo normal, ya que cada uno tiene una cadencia.

2 comentarios:

bohemiamar dijo...

Caramba!! si no leo el texto, la foto no me hubiera inspirado sexualmente. Muy buen post, muy imaginativa eres.
Te dejo saluditos.

bohemiamar dijo...

Disculpa mi error, quise decir imaginativo.
Saludos.